Cómo hacer un Mei Tai fácil y rápido

Muchas son las razones por las que llevo a mi bebé en brazos, pero la primera, más sencilla y evidente que me viene a la mente cuando me hago esta pregunta es: porque da gusto.

Así, simple y llanamente.

Guardarlo cerca para regalarle besos y caricias todo el tiempo, mirarle a los ojos, olerle, hablarle… teniendo además las manos libres es… ¡genial!

Estamos felices con nuestra bandolera. La utilizamos cada día, incluso para llevar a Leo por casa.

Pero hace unas semanas fuimos a la montaña y eché en falta un punto más de apoyo en el hombro que queda libre.

Busqué en la red una alternativa ergonómica, cómoda, fácil de colocar…

Y  descubrí el Mei Tai: un portabebé de origen oriental.

Consta de un rectángulo de tela y cuatro tiras que se anudan a la cintura. Es similar a una mochila, pero su ajuste se realiza mediante nudos sencillos.

Y aprovechando una tarde de lluvia, me animé a coser uno con todo el cariño del mundo.

Compré 1m x 2,80m de loneta y corté así:

  •  2 piezas de 2 metros por 28 cm (tirantes superiores)
  • 1 pieza de 2 metros por 30 cm (tirante inferior)
  • 2 piezas de 42*60 ( caras del cuerpo)

Dudaba de utilizar acolchado.

Al final decidí contar con él, pero sólo para los tirantes.

Compré guata y de ella corté:

  • 2 piezas de 13cm x 40cm (acolchado de los tirantes superiores)
  • 1 pieza de 13cm x 40cm (acolchado de la cintura)

He aquí la disposición de piezas, con la mejor caligrafía de un ayudante muy especial:

P1010322

He seguido los pasos de este tutorial y me ha ido muy bien.

Y aquí el resultado:

P1010345

Pas mal…

Ponérselo es simple, fácil, rápido y realmente cómodo.

Como veis, superó la prueba del control de calidad con éxito:

P1010346

Por último, como bien manda la tradición de las etnias del suroeste de China, sólo me faltaría bordarle bonitos motivos auspiciosos que expresen mis mejores deseos para Leo.

Creo que el bordado quedará pendiente para la próxima tarde de lluvia…

Me ha resultado tan fácil que… ¿quien quiere también un mei tai?

Sinceramente, he descubierto un universo muy amplio. Hay toda una red social al respecto y es realmente interesante.

Pero la filosofía del porteo va más allá de llevar al bebé en brazos, y eso, ya es tema aparte.

Por suerte, la semana que viene podré asistir a un taller de porteig organizado por vez primera en Andorra.

¿Quien más se apunta?

Cómo hacer una bandolera con anillas

Al final, me animé a hacerla yo misma, y este ha sido el resultado.

Se necesita:

  • Tela: Yo elegí una de loneta, 50% algodón. Las medidas normales son un rectángulo de 2m de largo por 70cm de ancho. Lo mínimo es: la medida desde nuestro hombro a nuestra cadera contraria multiplicado por tres. Aquí encontré información detallada sobre tipos de tela que me fue de mucha ayuda.

  • Anillas: Creo que lo mejor es comprarlas especiales para portabebés. En la red hay un montón de tiendas virtuales donde encargarlas. Yo las he comprado en Sling Rings. Me han atendido genial. Encontré más información sobre las anillas aquí.
  • Alfileres, máquina de coser, hilo, metro, plancha….

Cómo la hice:

  1. Comencé haciendo los dobladillos.
  2. En uno de los lados cortos, hice los pliegues. Hay muchas otras maneras de colocar y plegar la tela a la hora de coser las anillas. Encontré un resumen de los tipos de plegados y costuras más conocidos y utilizados aquí.
  3. Medí unos 20cm y marqué el lugar donde debían ir colocadas las anillas. Las introduje y cosí a máquina con puntadas normales, haciendo tres costuras para reforzar.
  4. Acabé personalizándola con el nombre del bebé (más que nada para tapar las costuras que estaban muy a la vista).
  5. Una vez acabada, pasó con éxito el test de resistencia.

Ahora, solo me queda aprender a utilizarla en sus muchas posiciones.
Pero para ello, aún he de esperar unos días más…
%d bloggers like this: