Cosiendo fieltro

Teddy era, y digo bien, ERA el oso del papa.

Ya hace tiempo que Sergi se lo apropió y lo cuida tanto como puede.

Le lee cuentos, le enseña francés y catalán, le da la teta, lo abraza, lo besa, lo hace volar por los aires, le da patadas, lo arrastra, lo mete el mil y un sitios recónditos… Y cuando ve que está cansado, lo acompaña a dormir.

Cierto día se dio cuenta de que el pobre Teddy iba desnudo por el mundo enseñando sus partes más íntimas, así que  concluyó que debía confeccionarle un vestido. Pero no acababa de encontrar la mejor manera de obtener una vestimenta resistente a las infinitas aventuras que tenía previstas para el paciente oso.

Hasta que un día, de camino a la escuela, Sergi encontró la solución a éste y a todos los demás proyectos que guardaba en su cabecita de sastre: un bazar chino.

Solución práctica para él y asequible para mi: yo hago la vista gorda con el factor calidad y con que el producto no provoque la muerte me vale.

Así que por unos cuantos céntimos compramos una lámina de fieltro color naranja y he aquí el resultado.

P1030606

Las agujas de plástico para niños son inservibles con este material, así que tras varias puntadas ensayo-error, Sergi aprendió a utilizar una aguja de metal desarrollando una innovadora técnica  anti-picadas.

Una prenda exclusiva a la medida del cliente. Haute Couture.

Que tiemble París, Chanel, Dior y compañía!

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: