Hablando se entiende la gente

idiomas32

Que los niños hablen castellano y catalán en casa no es ninguna novedad en Andorra, sobretodo por su situación geográfica.

Pero es curioso escucharlos jugar en francés, o chapurrear alguna palabra que hayan oído en el patio de la escuela en inglés, portugués, ruso o magrebí.

El tema es que con cuatro años, aún están aprendiendo a distinguir unas y otras lenguas, y, en casa, nos encontramos con algunas como:

– Espera mama, que aún no he rangido

Rangido, del infinitivo francés conjugado en castellano: recoger, ordenar.

O la archiconocida:

– M’he trompat, mama –

Trompat, del infinitivo francés hábilmente conjugado en catalán: equivocarse.

Y, como decía Woody Allen, “si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas”

Pero estoy corroborando que el que se lleva la palma es el castellano y sus conjugaciones irregulares.

Ésta es buena:

– ¡Ya sabo escribir, mama!-

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: