Germinados caseros

Hemos podido hacer un pequeño experimento.

No hace falta ningún aparato especial, con un simple recipiente de cristal y una gasa se pueden preparar unos germinados deliciosos para las ensaladas.

Simplemente se colocan las semillas a germinar en un recipiente y se cubren con agua tibia. Se dejan reposar durante la noche.

Al día siguiente se escurren las semillas y se introducen en un vaso o en un tarro de cristal que tenga la boca ancha.

Seguidamente, se ha de cubrir la boca del tarro con una gasa fijándola con unas gomas elásticas.

Se ha de guardar el tarro en un lugar oscuro y enjuagar las semillas dos veces al día hasta que aparecen los primeros tallos.

Los brotes aparecen entre el segundo y el cuarto día.

Sanos y nutritivos.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: