Cincuenta sombras de Grey, E. L. James

Me lo regaló Albert con la mejor intención, dejándose aconsejar por la chica de la librería.

Por momentos tuve que hacer un esfuerzo casi titánico para continuar leyendo esta novela realmente pésima. Eso sí, es un monumento a cómo hay que fabricar, como churros, un bestseller sin el menor valor literario.

Aprovecho la sinopsis de la editorial para ponernos en situación:

Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos..

Una verdadera tomadura de pelo literaria.

Por muchas razones, pero sobretodo porque la venden como una novela erótica y, en estos términos, se queda en un erotismo verdaderamente light.

Otro hilarante detalle es el hecho de que la trilogía se enmarca en el llamado “porno para mamás”, porque, por si alguien no se ha enterado aún, una vez parimos, las mujeres nos volvemos totalmente asexuadas.

Machista. Vomitivo.

Una historia poco creíble, unos personajes burdos y un diálogo sumamente paupérrimo.

Lo dicho me hace reflexionar cómo un producto tan manifiestamente inferior puede llegar a vender a estos niveles.

Puro marketing.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: