Sergi, 3 años y 8 meses, descubre la crisis pero es optimista.

Paseando por el caso antiguo, ayer por la mañana.

Sergi: Mama, ¿por qué está siempre cerrada la pescadería de Ana? 

Yo (sin idea de respuesta alguna): Porque…

Unos pasos más adelante, a la vuelta de la esquina, Sergi continúa:

– Y la panadería, mama, ¿por qué también está cerrada? –

Yo: Porque…porque…. (pelotas fuera) Buena pregunta, Sergi, ¿por qué crees que será?

La pregunta debió calar hondo porque anduvo en silencio hasta llegar al parque.

Martí, que ese día había decidido ponerse una enorme corbata al cuello, regalo del padrí, me explicaba que tenía que marchar a su despacho a atender a unos clientes, que tenía un juicio y que llegaría tarde a comer …(¿de dónde se sacará estas historias?)

Sergi, ni mu en todo el trayecto.

Al llegar al parque, Martí huye hacia los columpios dejándonos a solas a Sergi y a mi.

– Mama, ya sé por qué la pescadería está cerrada: porque era muy pequeña y no cabía mucho pescado. Así que Ana, ha cogido todo el pescado y se ha ido a trabajar a una pescadería más grande, donde hay mucho más pescado.

¿A que sí, mama?

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: