Sociabilizándonos

Cada mañana, las mamás no escolarizadas nos hacemos compañía en un parque desierto de niños.

A  Martí le gusta mucho una de ellas, Inés, la mamá de Emma y Lucía (unas mellizas preciosas).

Hoy Martí no quería marchar sin darle un beso:

– Mama, ¿donde está la mami de las bebés, la señora de la camiseta verde?

– A ver….-  le digo, mientras barro con la mirada todo el recinto en busca de la chica- ¡Mira, está allí!

– ¡Anem mama!

Nos acercamos e Inés le regala a Martí un beso dulce, inmenso.

– ¡Adios Inés! ¡Vamos a darle pan a los patos!

De camino al estanque, noto que Martí no vocaliza.

– Debe ser la garganta- pienso- Hoy se levantó un poco resfriado.

– Martí, ¿te duele la garganta?

– No, mami- me dice casi sin mover los labios.

Estuvo un buen rato hablando como si fuese un ventrílocuo, con la boca estirada y los ojos bien abiertos.

Por fin, me decido a hacerle la pregunta directa:

– Martí, ¿por qué hablas así?

Y acariciándose la mejilla con su voz más dulce contesta:

– Porque tengo aquí el besito de Inés y no quiero que marche.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: