Au pair

Joanna, es un nombre de mujer.

“Suena bien”, pensé cuando recibí su mail interesándose en pasar las vacaciones como au pair con nosotros.

El agosto comenzó con un exagerado retraso de su vuelo. Son las dos de la madrugada. Tendré que esperar a mañana para conocerla.

Tiene 22, a caballo entre la adolescencia y la edad adulta.

De cabellos de oro, ojos claros y piel escandalosamente blanca, casi alérgica al sol. Polaca.

Los niños la abrazan y la besan en cuanto la ven.

Aún con la marca de la sábana en la mejilla, ha aparecido en el salón y ha dado los buenos días. La naturalidad personificada.

Sorprende su espíritu aventurero, su madura juventud.

Pulcra, ordenada y de marcados hábitos cual octogenario cascarrabias.

Paciente pero activa. Inquieta pero tranquila.

Curiosa, observadora.

Abierta, pero celosa de su intimidad. Dulce pero firme.

Gran amante de la literatura y reciente descubridora de una conocida serie televisiva donde el sexo adquiere el papel protagonista.

Una experiencia a repetir, sin duda.

Ahora Polonia ya no queda tan lejos.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: