Nascuts per llegir

Post publicat per mah

 

Nieva.

La mañana se ha despertado turbia y fría, así que la actividad en familia que nos proponía un comunicado recibido vía mail de la Biblioteca Comunal de Sant Julià nos pareció una buena idea para comenzar el día.

Hoy hemos asistido a nuestra primera sesión de “Nascuts per llegir“, un proyecto de promoción de la lectura dirigido a niños de entre uno y tres años. Si no me equivoco, las sesiones se celebran el último sábado de cada mes a las 11.00h.

Había un buen público entre padres, madres, abuelas e infantes. Los niños se acomodan en los regazos. Silencio, comienza la sesión entre sonidos onomatopéyicos, campanas, timbales e incluso un metrónomo. Pasados los treinta primeros segundos:

– Anem, mama! – solloza Martí mientras se incorpora.

Sergi secunda incondicionalmente la idea. El público se irrita, la cuentacuentos se distrae.

Tras varios intentos de mantener la compostura y entre afiladas miradas paternas, salimos por patas. Los niños recorren el hall del edificio como gallinas sin cabeza, dando gritos de alegría y euforia.

Una vez en bastidores, no pude evitar sentirme desencantada. Una actividad como ésta debería llamarles la atención, debería hipnotizarles… Al menos todos los demás lo estaban, aunque en la mayoría de los casos el chupete, la tetina del biberón o el pulgar ayudaban al sosiego. Puede que debiera preocuparme:

TDAH: “dificultad para sostener la concentración (déficit de atención), sobre todo en circunstancias que ofrecen baja estimulación y, por otra, la falta de inhibición o control cognitivo sobre los impulsos, frecuentemente asociadas con inquietud motora”.

Me exaspero y llego a la conclusión de que a decir verdad, la decisión de ir a este evento fue unilateral. Nadie les preguntó a los interesados si les apetecía asistir a un cuentacuentos aquella mañana a la hora establecida, o si preferían hacer un poco de footing.

Quiero que mis hijos sean libres.

El niño condicionado, el disciplinado y reprimido, el niño sin libertad sobrevive en todo el mundo. Se sienta aburrido en una escuela aburrida, después tendrá un trabajo aburrido y sufrirá toda una vida aburrida.

En el hogar disciplinado, los niños no tienen derechos. En el hogar desmoralizado, tienen todos los derechos. En nuestra familia todos somos libres, pero eso no quiere decir que no estemos sometidos a unas normas comunes.

Con experiencias como la de hoy, voy aprendiendo que tiene que haber cierta cantidad de sacrificio por parte del adulto en pro de la libertad del niño. Una especie de transacción. A la práctica, la divergencia de intereses entre padres e hijos puede resolverse con un honrado toma y daca.

La libertad significa hacer lo que se quiera mientras no se invada la libertad de los demás. El resultado es la autodisciplina.

Todo niño tiene derecho a llevar ropas de tal clase que importe un bledo si se manchan o no. Todo niño tiene derecho a la libertad de palabra.

Aún nieva.

Advertisements

Una resposta

  1. […] el éxito de la lectura en grupo, nos hemos animado a compartir a través de éste blog nuestros libros infantiles […]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: