El Sembrador

Post publicat per mah

"El sembrador", Vincent Van Gogh (1888)

Los vi al nacer, pequeñas semillas llenas de futuras promesas.

Podrán ser como un gran árbol frondoso, de sólidas raíces y dulces frutos.

Pero también, podrán crecer torcidos, ser muy vulnerables a los azotes del viento y no dar nunca los frutos que de ellos se esperaban.

Permitidme que no haga ninguna alusión al feminismo de la madre trabajadora omnipresente, al consumismo de guarderías, al egoísmo del individualismo, a la soledad o a la propia crisis.

Conocer, educar, disfrutar, amar profundamente a cada uno de mis hijos requiere tiempo y el tiempo es insustituible. Como dice Levine “tener hijos no lo convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista”.

Los grandes valores se respiran en el hogar, se inculcan dando ejemplo.

Si algo aspiro con anhelo es la felicidad de mis hijos, que es la nuestra. Y como la felicidad no es un fin sino un camino, caminaré siempre de sus manos.

Creo en ellos y procuro distinguir lo que nadie ve. Siembro en el solar de sus inteligencias y espero que un día germinen mis semillas. Durante la espera puede haber desolación, pero si las semillas son buenas, un día germinarán.

A Albert, que me acompaña en el camino.

Anuncis

Una resposta

  1. […] Post publicat per mah […]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: