Homeschooling (Resposta al comentari)

Post publicat per mah

Entiendo que educación no es lo mismo que escolarización.

No estoy de acuerdo cuando dices: “Entenc que desenvolupar és construir i construir és criticar és a dir fer notar els defectes, les qualitats,…”. Volvemos siempre al sistema piramidal en el que muchos se encuentran en la base y solo unos pocos en la cúpula. Creo que el respeto mutuo es esencial para el desarrollo de la autonomía del niño. A mi no me gusta que me critiquen ni que me expliquen mis defectos, ¿y a ti?. Debes estar hablando del escritor, y no de los educadores en general.

Revisemos algo de historia. Primeramente los niños aprendían todo de sus padres. Si el padre leía, los niños aprendían a leer. Si el padre cabalgaba, el niño cabalgaba. En tiempos coloniales uno de los criados era la institutriz o aya que cuidaba a los niños y los ayudaba a aprender. Algunas organizaciones caritativas comenzaron a crear escuelas para que los niños de la clase baja también aprendieran a leer. Pero en tiempo de guerra, especialmente de la primera guerra mundial, los hombres se hicieron escasos y por lo tanto más y más mujeres comenzaron a trabajar fuera del hogar.

Los colegios, que al principio funcionaban sólo tres o cuatro horas al día y por cuatro ó cinco meses del año, se hicieron más importantes en la sociedad; ahora tenían que funcionar como niñeras, además de proporcionar toda la educación del niño. Al comienzo los padres todavía se sentían involucrados en la crianza de sus hijos. Todavía quedaban el verano, los fines de semana, las fiestas comunitarias, las tardes libres para participar en las actividades del hogar.

Pero luego llegaron las leyes que obligan la escolaridad; llegaron las tareas escolares para hacer en casa, más horas y más días de clase. Increíblemente, muchos padres ponen a sus hijos en guarderías a sólo meses de vida. La enseñanza media se ha alargado, las vacaciones se han acortado. Si los niños están siempre con otros niños de la misma edad y condición, ¿cómo pueden aprender a ser adultos?


Sin dudar de la buena voluntad y predisposición del profesorado, y dejando de lado la estadística de las bajas por depresión en este gremio, si los niños siguen sin aprender, es porque el profesor está mal ubicado. Debería buscar otro trabajo, pues no se puede entrenar a una persona para ser profesor si en realidad no lo es. El profesorado debería estar compuesto de los mejores en su materia, pero ahora tenemos un dicho: que el que puede, hace, y el que no puede, enseña.

El niño que acompaña a su madre al mercado, o que va con su padre al banco o a la tienda, estará aprendiendo mejor las matemáticas de lo que podría lograr en la escuela. Los niños cuyos padres leen el diario, reciben revistas, compran libros, recitan poesías y escriben en blogs, esos niños tendrán un vocabulario y capacidades lingüísticas más desarrolladas que sus pares en el colegio. Los niños que pueden acompañar a sus padres a votar y que participan en las discusiones en torno a las elecciones lograrán una comprensión del sistema político y gubernamental que el colegio nunca proveerá.

Comentas que “el sistema educatiu no sap protegir-se dels canvis socials en plena mutació”. Yo creo que el propio sistema educativo es artífice de estos cambios y ésta es la prueba de que ha quedado arcaico, obsoleto; que seguramente fue un buen invento en su época pero ahora hace falta una gran revolución: una revolución de niños que rechazan ir a la escuela por puro pasar el tiempo, porque prefieren aprender de verdad; una revolución de padres que aceptan su responsabilidad de manejar la familia, tomando tiempo con sus hijos para así lograr una mejor sociedad; una revolución de profesores que estén dispuestos a fomentar el aprendizaje natural y animar a los padres en su responsabilidad para con sus hijos; una revolución en el gobierno que–en vez de pretender que todos son iguales–se dedique a crear espacio para el libre albedrío, reconociendo que somos todos diferentes y lo que sirve para uno no funciona para otro.

A primera instancia, sólo somos capaces de ver los daños irreversibles de la no escolarización sin haber conocido personalmente a algún niño que haya crecido sin ir al colegio. El argumento preferido es el de la socialización, al estilo de los que esgrimen que para hacerse hombre hay que ir a la mili y no mencionamos que también existe una socialización negativa.

Sin duda, las ideas que acabo de exponer necesitarían infinitas matizaciones y consideraciones adicionales, en un debate al que animo desde aquí. Sin embargo, creo que el principio general está claro: libertad y “anarquismo” educativos, libre juego del mercado, competencia entre centros, libre elección de colegio e instituto, ausencia de imposiciones estatales, exámenes libres (como hoy los de Cambridge o las Escuelas Oficiales de Idiomas), y el test último de la percepción social como criterio de si una formación intelectual es útil o no.

Porque resulta social y económicamente inútil lo que hoy tenemos en Occidente: un gasto descomunal para producir alumnos que salen del instituto sin ni tan siquiera saber realmente leer y escribir.

 

Advertisements

2 Respostes

  1. M’hauria agradat tant tenir-te com a mestra…
    Però la veritat és que com a esposa no estàs gens malament!

  2. […] Pulpo a la Gallega en la olla rápida Posted on dissabte 22 maig 2010 by ass Post publicat per mah […]

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: